Y cuando trato de dormir…

Recordando algunos sueños, el otro día soñé con mi mamá. Íbamos en transporte público a un lugar varias veces, pero de pronto olvidamos como era el camino.Yo recordaba algo de tomar el metro ¿o el trolebus? y el metrobus también. La bajada de un camión era en medio de una vía rápida y una señora bajaba con dos niñas a quienes dejaba cruzar como pudieran. Yo tomaba a una de la mano y cargaba a la otra para ayudarlas a cruzar. Cambio de escena,  ya estabamos en una casa ¿hotel? donde estaban también mi padre y hermano. Acostada en mi cuarto veía insectos en el techo. Muchos. Eran una cruza de palomilla y cucaracha. Le hablaba a mi mamá pero no me oía, le gritaba  y nada. Me levanté de la cama y le pregunté a mi hermano si en su cuarto también había pero dijo que no. Al regresar con mi madre, los insectos que habían caído sobre mi cama eran ahora peces (pequeños y negros, del tamaño de una sanguijuela).

De ese sueño es todo lo que recuerdo, pero me hace pensar en otro. Estaba yo en el cuarto en  que duermo hoy y el techo tenía un espacio que había quedado sin terminar y daba al departamento de arriba. Por ahí empezaban a salir algo así como camarones, un rato después por todas las paredes empezaban a resbalar moluscos y peces que llegaban incluso a brincar al suelo con la esperanza  de que hubiera agua. Yo en la cama no sabía si traer una cubeta con agua para que no murieran ya que  me preguntaba con qué los alimentaría. Así que no sabía si dejarlos morir así nada más.

WordPress Themes